Porque ya no se puede soñar

La noche eterniza el momento en que recuerdas, incuba rostros y figuras que, al amanecer, quebrarán la realidad que te rodea.

La cotidianeidad nos corrompe y el único modo de salir de ella es trabajar por recordar; nunca olvidar el pasado para pisar firme en el presente, concientizar que estamos en un sitio prestado y que respiramos aire contaminado, ajeno, construir el futuro basados en el segundo que se aproxima, amenazante.

Tarea ardua abrazar al desencanto, volverlo parte de tu vida y, cuando haya perdido su utilidad, desecharlo, borrar con un paño las huellas digitales que se hallan plasmadas en la piel, en la tinta, en el papel que, nunca olvidarán un rostro sonriente, firme, pleno.

domingo, 8 de febrero de 2009

Una verdadera obra de arte

Tenía mucho, mucho tiempo, que no tenía tan feliz encuentro con un autor. Para ser honesto ya le había ojeado alguna ocasión, pero no supe de su trayectoria y complejidad hasta hoy que pasé por el cine.

Hablo de Neil Gaiman, autor de obras maravillosas como Stardust, Sandman y Coraline, por mucho sus obras más famosas además de American Gods.

La primera vez que leí algo de Gaiman fue gracias a una recomendación de un buen amigo; me platicó acerca de Sandman y la serie de novelas gráficas que conforman esta colosal obra de arte. No sé si he leído muchos o pocos comics en mi vida, ni comparado con quien o con que, pero estos tomos que hablan de la vida de Morfeo, la Muerte y sus otros cinco hermanos son, sin lugar a dudas, una de las mejores cosas que he tenido la oportunidad de contemplar. Los diálogos y la narrativa son sensacionales, los gráficos (de los super masters Mike Dringenberg y Sam Keith, entre otros), a pesar de abusar un poco de la escuela surrealista, deslumbran gracias a su combinación de técnicas y estilos para exponer los elementos visuales que, combinados con los registros textuales, generan una atmósfera propicia para la exaltación del espíritu humano (si es que esto es el trabajo del arte).

Después tuve la oportunidad de saber algo de Stardust, una historia que retoma el cliché que todos le hemos recitado a la chica, esa onda de “te bajo la luna y las estrellas”; bueno, pues aquí lo impresionante es cómo Gaiman conceptualiza la visión del romance fantástico y lo permea de lugares comunes que re-inventa y vuelve a codificar para generar nuevos conceptos, practica usual en el renacimiento y el barroco, donde la idea de originalidad aún no existía y, es más, si no partías de algo estimado por el receptor, básicamente no eras nadie. Gaiman absorbe todos los tópicos preferidos por el receptor de las masas (oh maravillas del mundo global) y sondea las posibilidades de lo sorprendente. Aplausos especiales a las ilustraciones de Charles Vess.

Hoy tuve la oportunidad de ver Coraline, la película, ya estaba muy dispuesto a verla ya que saber que la dirección estaba a cargo de Henry Selick (el q le hizo el stop-morion a Burton en NBC) era suficiente, pero fue grande mi sorpresa (y mi gusto) al leer durante los créditos iniciales que la peli está basada en una obra de Gaiman que lleva el mismo título. Me puse a leer un poco acerca de la novela de NG y observé algunos fragmentos; sabemos que cualquier adaptación al cine de cualquier libro es mala de inicio, punto, se salvará si reconocemos que lo que vimos es OTRA obra, radicalmente (o no) distinta, BASADA en la primera, pero saldremos muy decepcionados si esperamos ver la reproducción de lo que imaginamos en la pantalla, y bueno, ni Selick se salva de esto. Hasta donde entiendo, o creo entender, la idea de Gaiman con Coraline era crear una historia de terror de y para niños, hizo un recuento y acopio de sus recuerdos y logra plasmar e imponer la visión infantil del mundo, aplicada a la sensación de temor infundida por las situaciones desconocidas, que para los niños son muchas. Selick recoge la historia, pero le cuesta mucho trabajo reproducir la atmósfera de terror que le imprime Gaiman a su escrito (y a la gran obra gráfica de Dave McKean) , aun con ello la película es excelente y se las recomiendo ampliamente, vayan o no con niños.

Pero bueno, el chiste era hablar de NG.

Como les decía al principio, hace mucho tiempo que no tenía un encuentro tan feliz con un autor: sus historias me cautivaron, sus herramientas discursivas me sorprenden cada vez más y su técnica tan depurada me parece sobresaliente. Sobre todo porque hablamos de un autor que la academia se negaría a considerar como literatura, simplemente por el prejuicio que las novelas gráficas, los comics o los best-seller portan de inicio. De cualquier modo creo que la llamada subliteratura puede alzar la voz alguna vez con dignidad ante la mirada de las “altas esferas”, y cuando éstas la volteen a ver se sorprenderán por su falta de cordura al despreciarla, porque ahí, parada a la mitad de los Cervantes y los Borges, encontrarán autores como NG o como Q, que (oh maravillas del mundo de masas) son capaces de redactar un pensamiento en una novela, o una novela en tres diálogos.

(Saludos a la tropa que dice que los comics son &$)"/$· y no saben que muchas de sus obras preferidas del cine están basadas en éstos, y además, que muchos de sus grandes autores "cultos" escribieron para comics)


SANDMAN




STARDUST




CORALINE (por cierto, saben si las ilustraciones originales son de McKean o son de Russell?)



NEIL GAIMAN

2 comentarios:

R. J. Woolf dijo...

Todo comenzo cuando me dije: Dejame vagar un chin por aqui" y vi el titulo de la entrada "una veradera obra de arte" y me dije: "la cosa viene grande, voy a cliquear". Y fue cuando vi el nombre de NG y mi mundo volvio a tener sentido :p Ahora mismo estoy leyendo Anansi boys y es una Joya, mi amor por NG comenzo con Stardust-el libro, no he visto la pelicula, duro segundos en el cine de aqui- y no deja de impresionarme, me tiene atada. Mis uraasss por tu post...

Sientiendose acompañada,

Muerto desconocido dijo...

Pues adelante, husmea lo que quieras q por eso es espacio público :D Verdad q es genial NG, deberías darme una reseñita de lo que has leído sobre él. Por cierto, si quieres, comprate la pelicula de Stardust, vale la pena muchísimo.

Saludos