Porque ya no se puede soñar

La noche eterniza el momento en que recuerdas, incuba rostros y figuras que, al amanecer, quebrarán la realidad que te rodea.

La cotidianeidad nos corrompe y el único modo de salir de ella es trabajar por recordar; nunca olvidar el pasado para pisar firme en el presente, concientizar que estamos en un sitio prestado y que respiramos aire contaminado, ajeno, construir el futuro basados en el segundo que se aproxima, amenazante.

Tarea ardua abrazar al desencanto, volverlo parte de tu vida y, cuando haya perdido su utilidad, desecharlo, borrar con un paño las huellas digitales que se hallan plasmadas en la piel, en la tinta, en el papel que, nunca olvidarán un rostro sonriente, firme, pleno.

miércoles, 20 de febrero de 2008

Noche en peligro

Ya no quiero escribir, ya no quiero beber, ya no quiero comer, ya no quiero despertar ni seguir soñando, la vida pierde sentido cuando uno siente cerca el perder de su aliento, cuando la carga de responsabilidad diaria te jode las sonrisas, cuando las noches son cada vez más largas, cuando las palabras son cada vez más cortas, cuando el atardecer está cada vez más cerca del amanecer, cuando estoy acostumbrado a pedir limosna de tiempo.


3 comentarios:

K. dijo...

mmmmmmmmmmmmmmmmmmm

¿no le llamamos a eso vida también? ¿A todas esas chingaderas que nos hacen darnos cuenta que la vida ha pasado y esta se ha llenado de mierda?

No es esta mierda la que nos permite después apreciar una sonrisa, o una rola o cualquier cosa que nos prenda y dar gracias por estar vivos y poder experimentar un poco de genialidad, de sentimiento sin ataduras, de risa...

No mendigues tiempo, que de eso si eres dueño y sólo es cuestión de atesorarlo y no derrocharlo...

Pregúntale a Momo...

Nostálgica Anónima dijo...

...

sí, también sé lo que es mendigar tiempo; robarle a esta limítrofe medida de las cosas segundos de las veinticuatro horas...

Pero después de todo cabe revelarse, apagar los despertadores y declarar que estás en huelga, un minuto, un día, un año, eso es relativo y de acuerdo a las necesidades.

ES parte de los ciclos mandar de vez en cuando todo a la chingada...

¿Para que guardar el tiempo? Mejor dejarlo libre por ahí, donde podamos vivir con él y de él.

Muerto desconocido dijo...

K: Sí, eso es vida, bien dicen que donde está dios está el diablo. Lo importante es no perder la capacidad de sorprenderse de las cosas pequeñas... le preguntaré.

NA:Revelarse y rebelarse, que curioso que hables de huelga dado que la que tengo no se quiere levantar, ni en un año, ni en diez, pero en fin, es relativo. Lo suelto pues y a ver si lo alcanzo