Porque ya no se puede soñar

La noche eterniza el momento en que recuerdas, incuba rostros y figuras que, al amanecer, quebrarán la realidad que te rodea.

La cotidianeidad nos corrompe y el único modo de salir de ella es trabajar por recordar; nunca olvidar el pasado para pisar firme en el presente, concientizar que estamos en un sitio prestado y que respiramos aire contaminado, ajeno, construir el futuro basados en el segundo que se aproxima, amenazante.

Tarea ardua abrazar al desencanto, volverlo parte de tu vida y, cuando haya perdido su utilidad, desecharlo, borrar con un paño las huellas digitales que se hallan plasmadas en la piel, en la tinta, en el papel que, nunca olvidarán un rostro sonriente, firme, pleno.

domingo, 9 de diciembre de 2007

Porque no nos gusta callar

Ya lo decía Vallejo "No puedo callar, no me gusta ser cómplice"


Por eso resurge "El silencio" ahora en formato digital, revista cultural y literaria, para que aquellas voces que no encuentran salida generen ruido, eco.

Desde Sinaloa a Madrid y de ahí a Barcelona y de regreso a México, al DF, pasando por todos los rincones donde hacen falta espacios, "El silencio" renace gritón, zurdo, inconforme y seguirá elevando la voz hasta que sean escuchados


www.elsilencio.com.mx






4 comentarios:

fer dijo...

hola! visitando casa!!!
muchos saludos

Mariana :) dijo...

¡suerte!

K. dijo...

Pues a leer el silencio y comentarlo despues...

Muerto desconocido dijo...

Fer: bienvenida como siempre, saludos

Monster: Gracias, con mucho trabajo las cosas saldrán bien

K: Pues orale mano y espero tus comentarios

Por supuesto yo no estoy a cargo del proyecto, soy un colaborador, pero igual d ilusionado q ellos con q esto funcione así q adelante