Porque ya no se puede soñar

La noche eterniza el momento en que recuerdas, incuba rostros y figuras que, al amanecer, quebrarán la realidad que te rodea.

La cotidianeidad nos corrompe y el único modo de salir de ella es trabajar por recordar; nunca olvidar el pasado para pisar firme en el presente, concientizar que estamos en un sitio prestado y que respiramos aire contaminado, ajeno, construir el futuro basados en el segundo que se aproxima, amenazante.

Tarea ardua abrazar al desencanto, volverlo parte de tu vida y, cuando haya perdido su utilidad, desecharlo, borrar con un paño las huellas digitales que se hallan plasmadas en la piel, en la tinta, en el papel que, nunca olvidarán un rostro sonriente, firme, pleno.

jueves, 16 de agosto de 2007

No todo en esta vida es alegría

Estamos aquí, ahora, con una mala noticia, uno de los tíos del Tec está enfermo de gravedad, lo único que quiero es mandar un saludo y un abrazo a toda su familia, Carnalito, espero que todo mejore pronto y desde aquí mandamos nuestros mejores deeseos a Guadalajara donde esta Don Alfonso y a la familia Rubio toda nuestra solidaridad ¡Animo!

Ya sabes que lo que necesites aquí estamos... siempre.

1 comentario:

Lord Kevin Lomax dijo...

Mi solidaridad para con Tec. Aquí estamos pendientes.