Porque ya no se puede soñar

La noche eterniza el momento en que recuerdas, incuba rostros y figuras que, al amanecer, quebrarán la realidad que te rodea.

La cotidianeidad nos corrompe y el único modo de salir de ella es trabajar por recordar; nunca olvidar el pasado para pisar firme en el presente, concientizar que estamos en un sitio prestado y que respiramos aire contaminado, ajeno, construir el futuro basados en el segundo que se aproxima, amenazante.

Tarea ardua abrazar al desencanto, volverlo parte de tu vida y, cuando haya perdido su utilidad, desecharlo, borrar con un paño las huellas digitales que se hallan plasmadas en la piel, en la tinta, en el papel que, nunca olvidarán un rostro sonriente, firme, pleno.

viernes, 18 de diciembre de 2009

Recordé a Petrarca

Cruel homicida de tristes momentos,
Dulce asesina de perdidas glorias,
Remo partido de antiguas historias,
Tinta invisible para nuevos cuentos.

Gélido impulso de viejos tormentos,
Arrugas secas de tantas victorias,
Luna en la plaza, se apagan las norias,
Estrellas y montes, cuatro elementos.

Absorbo las llamas de tu juventud,
Robo a tu aliento las dulces fragancias,
Una rosa blanca lanzo en tu ataúd.

Conservo tu llanto en total plenitud
Alma ya eres recorre distancias,
No me recuerdes… si no es con gratitud.

4 comentarios:

Rydia_Union dijo...

Me encantan los dos ultimos parrafos.

Rydia dijo...

Me encantan los dos ultimos parrafos.Saludos

Sibila_S dijo...

Estas letras me conmueven.

Podría decir que no me llegan de la manera en que, por ejemplo, le llegan a alguien que ha olido las ceras y visto el cuerpo y las flores en el ataúd.

Pero podría decir, también, que hay personas que cargamos un propio cementario. Lo más triste es que nuestros muertos vagan sobre la tierra, no tenemos un lugar para llorarles y no tenemos la esperanza si quiera de compartir la vida eterna -en otra vida- con ellos.

...aunque me encantaría decirles -a donque quiera que estén- que no me recordaran, si no fuera con gratitud...

Gracias por compartir estos versos.

Pesadilla dijo...

Gracias a ustedes por leer