Porque ya no se puede soñar

La noche eterniza el momento en que recuerdas, incuba rostros y figuras que, al amanecer, quebrarán la realidad que te rodea.

La cotidianeidad nos corrompe y el único modo de salir de ella es trabajar por recordar; nunca olvidar el pasado para pisar firme en el presente, concientizar que estamos en un sitio prestado y que respiramos aire contaminado, ajeno, construir el futuro basados en el segundo que se aproxima, amenazante.

Tarea ardua abrazar al desencanto, volverlo parte de tu vida y, cuando haya perdido su utilidad, desecharlo, borrar con un paño las huellas digitales que se hallan plasmadas en la piel, en la tinta, en el papel que, nunca olvidarán un rostro sonriente, firme, pleno.

miércoles, 23 de diciembre de 2009

Preparado para que me linchen

Bien, pues el post de hoy está hecho para que me linchen, pero de todos modos lo escribí.

Hay dos temas a los cuales somos sumamente susceptibles en este país, lo extraño y lo que nos gusta, y hoy vengo a hablar de ambas cosas. Lo extraño lo aborrecemos y nos causa miedo, curiosidad o disgusto, e intentamos explicarlo con lo más cercano que tengamos en nuestro panorama mental (bastante pobre); si después de que nos esforzamos por compenderlo seguimos sin entender un pito, entonces nos encabronamos y mandamos ese objeto extraño de regreso al lugar de donde venga y no lo queremos ver de nuevo. Por el contrario, cuando algo nos gusta ¡cuidado!, si en algún momento hemos sido objetivos lo olvidamos por completo,defendemos el objeto de nuestra adoración a capa y espada y no permitimos que nadie opine al respecto si no es un comentario positivo; este objeto de adoración provoca tal encanto sobre nosotros que somos capaces de decir las barbaridades más idiotas, tal como cuando algo nos es extraño y no lo compendemos.

Lo que nos gusta:

Avatar

Película impresionante de James Cameron, una obra maestra del arte digital, pero...

Nunca había entendido por que la gente se clavaba con eso de que Hollywood te lava la cabeza, hasta que vi esta película. Muy emocionado, grandes paisajes, grandes animaciones, grandes ilustraciones, grandes conceptos de arte, pero a historia no sólo deja mucho que desear, si no que me parece manipuladora y con el mensaje totalmente equívoco.

Esta historia ya la habíamos visto, muchas veces antes, la única que logro recordar y no sé porqué es en Pocahontas, hasta con el árbol madre y toda la onda. Para el año en que sale Pocahontas y el público al que va dirigido, el mensaje es adecuado, pero por si no lo han notado en Hollywood la sociedad se mueve junto con la tecnología, así que el mensaje de Avatar en el que otra vez ganan los buenos arruinando los planese intereses de las grandes empresas y preservando la naturaleza y su conexión con la vida, ya caducó.

De algún modo siento que no fue lo correcto decidir ese final de la historia, y no porque sea un amargado, me gustan los finales felices, pero si estás haciendo una analogía de la vida moderna contra la esencia humana y la naturaleza, no puedes darle otra vez un placebo a tu público y decirle que todo va bien, mucho menos si eres una de las pocas personas que está seguro que tendrá la atención de MILES de MILLONES a nivel mundial.

Cuando presentas arquetipos de héroes y de villanos es porque harás una historia arquetípica en cierto sentido, eso lo comprendo, pero el introducir analogías a las guerras de nuestro siglo y ser tan tibio al hablar de cómo nos consumimos el planeta, eso no está bien. Si en algún momento tu intención es hacer conciencia en la banda no puedes ni debes ser tan blando, es un efecto muy raro pero, si el final es feliz, la opinión sobre la película se vuelve un torbellino de qué tan buena es y por qué me usta, mientras que si el final es amargo (o más cercano a la realidad de la historia) la gente piensa, le duele pero piensa, observa los detalles, recuerda las desgracias con mayor facilidad, y así creas conciencia.

No digo que todas las películas deban ser un mar de lágrimas, ni siquiera esta, sólo digo que el paradigma de la película es contradictoria en sí, parece que a Cameron o le dio miedo meterse con las grandes corporaciones, o metió esto de "hacer conciencia" muy a huevo.

De cualquier modo, creo que es una gran oportunidad para decir muchas cosas que se desperdició por lo que parecen intereses económicos... otra vez. Y quizá es coincidencia, pero es de Hollywood.



Lo extraño:

En el D.F. es legal (a partir de su publicación en la gaceta local) el matrimonio entre personas del mismo sexo y la adopción de infantes por parte de estas parejas.

Tema muy delicado en esta sociedad retrograda... perdón, "tradicional". Y yo no entiendo cuál es el problema en que, dos personas que se quieren, se puedan casar y tengan los mismos beneficios legales que cualquier otra pareja. ¿A poco por ser o no homosexual uno quiere menos?

Punto ridículo quien afirma que es una perversión para nuestros niños y una aberración para nuestras familias. Nuestros niños ya están pervertidos, pero es bien facil hablar de la puerta para afuera, nuestros niños están fumando y emborrachándose a los 8 e inhalando resistol desde los 6 para quitarse el hambre y eso sí, a todo mundo le vale madres; y tu hijo, hombre o mujer de dinero, se está metiendo coca y heroína con sus cuates de la secu y de la prepa, pediendo su virginidaa los 12... entonces no mamen que una decisión así pervierte a nuestros niños.Por otro lado, nuestras familias ya son aberrantes, ya lo eran y no se nos ha quitado el gusto de generar violencia intrafamiliar, abusos sexuales, psicológicos, abandonos, suicidios, etcétera, si tu familia estimado lector, no sufre de nada de esto, recuerda que eso no significa que no exista.

Lo que harán estas parejas será lo mismo que cualquier otra (buena o mala), se querrán, se complementarán, se lastimarán, se van a pelear y a reconciliarse, quizá haya algun carnal que le pegue a su novio, tampoco son mártires, yo lo que digo es que no habrá ninguna diferencia. Como miembro de la sociedad mexicana he de confesar que alguna vez me dio asco ver a dos hombres besarse, pero no es tan difícil comprender que antes de las preferencias sexuales somos seres humanos en convivencia y que no hay ninguna distinción entre esa pareja o la que yo formaba con mi novia.

Respecto a la adopción sé que le duele más a la banda mocha, pero en materia de derechos humanos no veo ningún peligo ni inconveniente para que una pareja homosexual adopte un niño. Considerando que sólo el 6% de los niños en casas-hogar en México fueron adoptados durante 2009, creo que hasta podría ser un beneficio para todos aquellos niños ( hijos de parejas heterosexuales por cierto) abandonados a su suerte. Cualquier "pero" que puedan poner al respecto no es algo que no pase en las familias heterosexuales ¿abusos sexuales? ¿maltratos físico? es más común que esto pase en familias donde no hay niños adoptados que donde sí los hay. Están cambiando los paradigmas sociales, recuerden que los valores no se acaban sólo se transforman, y los nuestros ya necesitan una buenapulida, poner la apariencia sobre el amor me parece estúpido.

Y bueno, por supuesto que habrá que enseñar a todos esos niños a comprender su realidad, y nosotros deberíamos aprender a comprender la nuestra, para que en 10 años con las primeras generaciones de niños adoptados por parejas homosexuales la violencia, incomprensión e intolerancia no sean la bandera de la sociedad.

7 comentarios:

Kike dijo...

Ah ah ah!!, totalmente de acuerdo con todo el post, ja! me arrebataste todas las letras del teclado :P, es extraño pero todo lo que escribiste lo traía en la choya!.

Así que con tu permiso, me lo llevo a mi blog y lo comparto en FB :P

Saludos y abrazos navideños!

bytes.

Pesadilla dijo...

Antes que nada muchas gracias mi Kike por leer por acà, y segundo, ya sabes que lo que está publicado aquí es de la banda para la banda, así que adelantey ojalá que a alguien más le interese.

Saludos señor KILObyte

Abigail dijo...

jejeje ya vi donde, pero ya dije lo que quería decir amargadito y mira ni me regañes porque me quedaste muy mal con la de 2012 y te estas ganando mi desamor.

Don Rul dijo...

Pos no, no es un poust como para lincharte. Mejor linchemos antes a Cameron, que se olvida, como muchos otros, que la historia es lo importante.
El matrimonio entre homosexuales está chido, sobre todo si es entre lesbianas cachondísimas y me piden ser el padrino.

Это неважно dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Это неважно dijo...

Mi muy estimado Pesadilla:

Estoy bien de acuerdo con su post, y claro es mejor decir las cosas aunque de repente vaya a salir alguno que otro yunquista. Siempre es mejor pronunciarse que permanecer callado.

Jajajaja y para conservar el estilo, me estuve masturbando mientras leía tu blog jajaja
y claro también voy a ir a ver Avatar para luego decirle....


no, mientras vea Avatar no me masturbaré jajajaja

Muchos saludos!!!

Janik

Pesadilla dijo...

Bicho: ay bicho, pero aun queda tu cumpleaños y paranormal activity para reivindicarme.

Don Rul: Bueno, es que este post trataba de ser serio, pero ya que vino a poner el desorden imaginese todas las ventajas no del lesbianismo, pero del bisexualismo en las mujeres, jajaja, saludos.

j: Casi me emocionaba y estuve por pensar en las intensas sensaciones que causaba este blog, pero zaz, que me acuerdo que ya es una practica comun y que medecepciono, pero bueno, hay cuando vea avatar me avisa y platicamos. Saludos