Porque ya no se puede soñar

La noche eterniza el momento en que recuerdas, incuba rostros y figuras que, al amanecer, quebrarán la realidad que te rodea.

La cotidianeidad nos corrompe y el único modo de salir de ella es trabajar por recordar; nunca olvidar el pasado para pisar firme en el presente, concientizar que estamos en un sitio prestado y que respiramos aire contaminado, ajeno, construir el futuro basados en el segundo que se aproxima, amenazante.

Tarea ardua abrazar al desencanto, volverlo parte de tu vida y, cuando haya perdido su utilidad, desecharlo, borrar con un paño las huellas digitales que se hallan plasmadas en la piel, en la tinta, en el papel que, nunca olvidarán un rostro sonriente, firme, pleno.

martes, 3 de marzo de 2009

Persepolis

Pues revisando blogs, me encontré con que el master K. acaba de leer Persépolis, la excelente novela gráfica de Marjane Satrapi.

Además de lo que pueda decir don K. al respecto, quisiera hacer énfasis en tres cosas:

1)La novela está narrada de manera autobiográfica, muy bien logrado el esuqema narrativo que relata las cosas como si fuera el presente, a diferencia de muchas autobiografías que lo relatan en pasado, lo que provoca que parezca una historia en tiempo real. Quisiera detenerme más aquí pero no tengo el texto a la mano así que si lo ven por ahí echenle un ojo a este detalle.

2) El concepto de libertad que manejan es devastador, imagina que en un regimen totalitarista no puedes ni siquiera coger la mano en público de tu galán o galana, lo peor es el castigo, azotes, sí señores y señoras, azotes en pleno siglo XX. Cuando Marjane llega a Alemania se junta con unos punks snobbs que se creen ya saben, el top de la anarquía y vamos a gritarle al gobierno y bueno, el caso es que Marjane suelta un discurso potente y fascinante al respecto de la libertad, ojo en ese detalle también.

3) No sé si estoy mintiendo, pero creo que no: La chica que escribe esta novela gráfica es la misma que lo ilustra, la técnica de los dibujos recoge el modo de vista infantil que una pequeña puede tener del mundo, lo abstrae y lo reproduce, ahora, si no me equivoco, la técnica varía ligeramente en sus trazos conforme Marjan va creciendo, adoptando una postura más madura frente a la tragedia (y sigo hablando del dibujo). Tercer detalle a checar.

Y por cierto master k., no creo que la comparación con Mafalda sea adecuada, quizá en el tema social se rosen un poco, pero es todo lo que tendrían en común. Mafalda es menos crudo debido al contexto, si en alguna tira la chica de Quino reflexiona al respecto de la situación en medio oriente (que no creo) utiliza el acostumbrado humor irónico que sugiere al acusado, no lo señala directamente; Marjane es relatada por sí misma y cómo creía que se veía en ese entonces, mientras que Mafalda es relatada en su presente. Y uno más, Persépolis no es un comic de humor, Mafalda sí.

Pero de todas maneras un 10 pa usted por sacar a la luz esta gran obra, que, hablando de las prisas, parece q nomas es en lo q estan d moda y a todos se nos olvidan, pero esta es una novela q vale la pena (si no consiguen la novela q es dificil, vean la pelcula, aquí sí es buena recomendación).

Saludos y nos vemos pronto.

2 comentarios:

K. dijo...

Es muerto, para contestar el detalle 3, si Marjane es la ilustradora, de eso vive.

En cuanto a la comparación con Mafalda si, es laxa... no tenía la intención de profundizar, pero efectivamente el caracter de una y otra así como la perspectiva son diametralmente opuestas... sólo un leve eco que me hizo recordar a Mafalda, así como el leve eco que me hizo recordar a Maus, por la onda de los trazos, los colores y la problematica social tratada desde la novela gráfica...

En fin, su análisis, (porque el suyo si fue análisis)podrá invitar a la lectura de una forma diferente que mi eructo mental así que buena onda que se complementen los eructos con los análsis.

Saludos,

K.

Muerto desconocido dijo...

Casi, CASI, me haces sentir como profe regañon, pero tomala q no te salió jajaja.

Saludos y ya no sea tan rajón mi master, nomás estamos eructando por acá jajaja