Porque ya no se puede soñar

La noche eterniza el momento en que recuerdas, incuba rostros y figuras que, al amanecer, quebrarán la realidad que te rodea.

La cotidianeidad nos corrompe y el único modo de salir de ella es trabajar por recordar; nunca olvidar el pasado para pisar firme en el presente, concientizar que estamos en un sitio prestado y que respiramos aire contaminado, ajeno, construir el futuro basados en el segundo que se aproxima, amenazante.

Tarea ardua abrazar al desencanto, volverlo parte de tu vida y, cuando haya perdido su utilidad, desecharlo, borrar con un paño las huellas digitales que se hallan plasmadas en la piel, en la tinta, en el papel que, nunca olvidarán un rostro sonriente, firme, pleno.

jueves, 1 de abril de 2010

El otro

Un tema recurrente de este blog es el otro, aquel que nos crea, en el cual vivimos, y el que vive en nosotros.

Según Todorov hay tres otros, cada uno es una abstracción, una instancia de la configuración psíquica de todo individuo: el otro, el Otro, y otro en relación con el "yo".

Honestamente no sé bien como explicarlo, pero lo entiendo como:

a) el otro: el extraño, ajeno, separado pero presente, viene y se va a ratos para recordarnos su existencia y la nuestra.

b)El Otro: creador, y destructor, él es el objeto y yo el sujeto, y el objeto (a la inversa de lo común) crea o destroza al sujeto a su entera complacencia... claro, no sin complicidad, es un desdoblamiento que parece muy ajeno, sin embargo, es profundamente cercano.

c) Por último, otro en relación con el yo: aquel que está ahí, fuera de nosotros observando, objeto de comparación y contraste, sometido a la interacción con el "yo", mucho más lejano.

En fin, cualquiera de estos elementos nos crea y nos forma día a día, en la ausencia y en la presencia, como evocación, como supra realidad y como materia física, conmensurable y presente.


Todo esto viene a colación por dos cosas:

1) Después de casi tres años, 199 historias y miles, sí, miles de horas invertidas en una pasión que no cede, este espacio alcanzó las 14000 visitas, 14000 miradas distintas (por que incluso si son dobles hits siempre se ve distinto), 14000 otros, Otros y otros en relación con su servidor, que han pisado este etéreo libro de notas, este pasado-presente que de ninguna manera puedo crear sin ellos. Así que muchas gracias querido lector constante, querido lector intermitente, querido amigo, querido enemigo, debo agradecerte darme la oportunidad de establecer un maravilloso diálogo periódico, que, honestamente, espero que no termine pronto (y tú que no me lees también te agradezco la oportunidad de haberte desagradado).

2) Cuando creas a el Otro, cuando el Otro te construye, cuando ya es inseparable la rendición ante tal evento, no queda más que no perderse en el universo, recuperarse y crearse de vez en cuando, no dejar perder una existencia, una conciencia operante y frágil, en el cajón de la supresión:

¿Qué será para ti mi nombre?
Va a morir como el rumor triste
de una ola que golpeó contra la orilla lejana,
como un son nocturno dentro del bosque perdido.

En una hoja del recuerdo
dejará su huella muerta, semejante
al dibujo de una inscripción sepulcral
en un idioma olvidado.

¿Qué será para ti mi nombre?
Olvidado por mucho tiempo
entre las emociones nuevas y rebeldes,
no dará a tu alma sus memorias, puras, tiernas...

Pero en un día de tristeza, en el silencio,
pronúncialo, ansiosa; y di:
hay quien me recuerda dulcemente,
hay en el universo un alma donde vivo.

A. Pushkin.

¡Gracias! (... y extendamos los hilos del universo.)

3 comentarios:

Don Rul dijo...

Pues felicidades por esos primeros 14,000. Ojalá que vengan muchos OTROS.

Rydia_Union dijo...

felicidades! y que siga en aumento, es muy ameno leer de vez en cuando tus escritos.
waw me encanta esa poesia, me recordaste a un autor: Baudelaire y sus flores del mal.
Cuando leí eso de El otro, pensé en la tipica frase del triangulo amoroso, ahora ya veo que se trata de filosofar jajaj bien, interesante, quizás una mirada a los filósofos modernos podría completar tu reflexión sobre el sujeto/objeto y creador, en fin nos vemos =)

Pesadilla dijo...

Don Rul: hombre, muchs gracias por ser Otro más

Rydia: Que bueno que pasas a veces por acá, eso es genial, no perdamos la correspondencia