Porque ya no se puede soñar

La noche eterniza el momento en que recuerdas, incuba rostros y figuras que, al amanecer, quebrarán la realidad que te rodea.

La cotidianeidad nos corrompe y el único modo de salir de ella es trabajar por recordar; nunca olvidar el pasado para pisar firme en el presente, concientizar que estamos en un sitio prestado y que respiramos aire contaminado, ajeno, construir el futuro basados en el segundo que se aproxima, amenazante.

Tarea ardua abrazar al desencanto, volverlo parte de tu vida y, cuando haya perdido su utilidad, desecharlo, borrar con un paño las huellas digitales que se hallan plasmadas en la piel, en la tinta, en el papel que, nunca olvidarán un rostro sonriente, firme, pleno.

lunes, 29 de marzo de 2010

Rene Magritte

A toda la banda que se queda en la ciudad, que tenemos vacaciones pero sin un sólo peso, la mejor recomendación que les puedo hacer es: nútranse de cultura.

El centro histórico tiene, más en esta temporada, una serie de gratos divertimentos para pasar la tarde con los cuates, la novia o la familia. La exposición "Bicentenario" del estanquillo, el Franz Mayer, el Museo de la historieta, el del policía con la exposición de vampiros y hombres lobo, o un poco más lejos la Cinetuerca con bonitas presentaciones, en fin, muchos kilometros que caminar y mucha luz que ver.

Sin embargo, lo que no se pueden perder, repito, NO se pueden perder, es la exposición temporal (hasta julio) del pintor, fotógrafo y cineasta Belga Rene Magritte en el palacio de Bellas Artes. (Si quieren saber quién es este señor o qué es el surrealismo aquí y aquí están los links.)

Vienen muchas pinturas, muchas fotos, muchos dibujos, pero lo más importante es que junto con ello viene una gran y profunda carga emocional. Les puedo asegurar que no es impresión personal, la muestra es verdaderamente emotiva, la variedad de Magritte es tan amplia que en algún momento el impacto emocional te llegará.

Quedé deslumbrado con tres obras en particular: "El beso", "Seducción" y "El imperio de la luz II". Haré un comentario nada profesional al respecto de cada uno, sólo recuerden por favor que, de ningún modo, las imagenes que ves en Internet se parecen ni remotamente al cuadro original.

"El imperio de la luz II"



Magritte juega con los contrastes, no para resaltar, no para comparar, lo hace para mimemtizar. Es decir, una apuesta surrealista es la incapacidad y/o falla de la comunicación humana en cuanto a lo que considera opuesto, pero para el sub-consciente esto no tiene mayor efecto de contradicción, es tan igual o tan desigual como tengas la capacidad de ordenarlo. Ahora bien, la descomposición del opuesto es lo que dota al cuadro de gran carga emotiva, siendo la farola y las nubes los s{imbolos principales en el cuadro, mismos que pueden significar (o provocar) sentimientos asociados con la soledad, la tristeza, la calma, el desconsuelo, esto, evidentemente, es un asunto subjetivo.

"Seducción" o (El seductor)





Este cuadro me impresiona por la movilidad que tiene, imaginen las olas corriendo por el mar, mientras se van elevando hasta formar un barco que comienza a navegar por este mar inmenso, es decir, sobre sí mismo. La conmocoión del espectador al descubrir la supra realidad escondida en la realidad común, un ansia de libertad violenta simbolizada por el mar y los nubarrones que acechan. Mientras tanto, nos damos cuenta que todos los elementos comienzan y terminan en el mismo puento, el horizonte.

"El beso" (o, probablemente "La promesa")



Hasta donde yo me acuerdo, el cuadro, según la exposición de Bellas Artes, se llama "El beso", pero en la red no lo encontré más que con el nombre de "La promesa".

Por mucho este es mi cuadro favorito de Magritte, no lo era, pero después de verlo en vivo puedes notar la fuerza creativa de este autor, una violencia inaudita y una carga desoladora en los oscuros trazos, que contrastan con los apacibles y amables tonos de una paloma que transforma, literalmente, el mundo. No confundir con una imagen cursi de panfleto, quizá sea un canto libertario, quizá sea la amenaza de la violenta noche, sin embargo, creo, es ambas a la vez, sin intención de destacar ninguna ni someter la otra, es una conmovedora yuxtaposición de mundos.

Ojalá puedan ir, ver estas pinturas en vivo no tiene comparación, ahora comprendo por qué, en definitiva, hay objetos artísticos que no pueden pertenecer a otro medio más que a su original.


Espero que cuando vayan regresen corriendo para que comentemos alguna de las obras, no hay nada más grato que compartir una de las dos exaltaciones del hombre: el arte.

6 comentarios:

IAN dijo...

¿Cuál es la otra exaltación?

MIN... dijo...

Yo quero ir!!!!!!!!!

pero no puedo... oishtttt..

Pesadilla dijo...

IAN: La ciencia, compañero, la ciencia y el arte son los campos de creación del humano, los demás se dedican a arreglar aquello que se halla descompuesto, sólo la ciencia y el arte nos prestan el poder de los dioses durante unos minutos.

MIN: Por qué no puedeS???? mucha chamba? muchas pulgas?? es también para niños y el taller q hay para morritos es super divertido

Rydia_Union dijo...

si, es un buen consejo! Aquí hicieron una impresionante y hermosa exposición de Alphonse Mucha, de las piezas arqueologicas del museo egipcio de barcelona con piezas del 4.500 a.c (oh my god. una maza predinastica), de Tom Carr y ahora estan con un especial dedicado a Chaplin.
waw pues que pasada, nunca he visto un cuadro en vivo de este autor.Sin duda debe impresionar. En lo general me gusta más el estilo realista, figurativo, pero es inevitable no sumirse en reflexión al ver estilos vanguardistas...Mi prefe es el primero creo que es el más emotivo, los otros dos los veo más con un sentimiento de experimentación relacionado con al idea de doble realidad...sin duda tienen un codigo dificil de descifrar, no conozco muy bien al autor siendo franca así que no puedo realizar una buena critica.
Me impresiona el de la promesa o el beso, pues me recordó al instante al simbolo de la paz.
Una promesa que aún no se ha cumplido.
Y respecto al seductor, en fin, creo que a pesar del contenido podria entenderse como una metafora: es el cielo y el mar fusionados, el todo, el perfecto. Lento e intenso, como una travesía en alto mar. Arriesgado. Nose quizas se me va la pinza un rato jaja pero eso me transmite.
En fin, un saludo, nos vemos =)

Mandarina dijo...

Son desoladores los cuadros de Magritte, tuve la oportunidade de ir y es impresionante, me parece que El beso es otra obra, hasta donde recuerdo, similar, una paloma en un fondo oscuro, y el relleno de la paloma es un cielo azul nublado.

Mandarina dijo...

Podrías explicarme más de la violencia de René? es que si la siento al ver sus obras, pero no alcanzo a racionalizarla... la siento pero no puedo ubicarla o entenderla.