Porque ya no se puede soñar

La noche eterniza el momento en que recuerdas, incuba rostros y figuras que, al amanecer, quebrarán la realidad que te rodea.

La cotidianeidad nos corrompe y el único modo de salir de ella es trabajar por recordar; nunca olvidar el pasado para pisar firme en el presente, concientizar que estamos en un sitio prestado y que respiramos aire contaminado, ajeno, construir el futuro basados en el segundo que se aproxima, amenazante.

Tarea ardua abrazar al desencanto, volverlo parte de tu vida y, cuando haya perdido su utilidad, desecharlo, borrar con un paño las huellas digitales que se hallan plasmadas en la piel, en la tinta, en el papel que, nunca olvidarán un rostro sonriente, firme, pleno.

lunes, 11 de enero de 2010

Respuesta a mis estimados

Híjole, pues a ver, dicen que uno se debe a su público, y luego yo siempre estoy de hocicón y que quiero discutir y no sé qué y zas, que ahora sí me atoran mis estimadísimos lectores.

Antes que nada muchas gracias por detenerse a leer este su tan suyo blog, y después por gastar sus valiosos minutos en escribirle a un “alguien” que no sé si quieran conocer. Pero bueno, al grano. El post pasado ya abrí la discusión sobre el respeto al irrespetuoso y la tolerancia al intolerante, me dejaron comentarios bien interesantes, así que ps quien no lo haya visto les sugiero que los lea pa que le agarre la onda a este poust.

Pongámonos serios, contestaré los puntos que me comentaron en el orden que los dejaron así que ahí va.

Antes que nada, quisiera dejar de nuevo claro, no defiendo al señor Arce, al contrario, repudio totalmente sus comentarios homofóbicos y, sobre todo, me preocupa que una persona así pueda estar en una posición de comunicador, cuando el ideal es que sean objetivos y racionales, al menos, en su trabajo. El punto aquí es, creo que una falta de respeto no se responde con otra, lo cual no significará jamás que no merezca un castigo.

No quisiera que mis comentarios se tomarán como esta postura “superior” del atacado frente al atacante “bajo”, sólo creo que sí sería una postura más sana para tomar por la gente que buscamos este asunto de convivencia social plena. Por supuesto que hay una violencia implícita en el tipo de comentarios del señor, y el rencor histórico no resuelto por los actos de instituciones viejas no se olvidarán pronto (y no sé si algún día); también comprendo que hay placebos políticos que se nos dan como pueblo y podemos tender a comerlos con cierta facilidad, pero eso, al menos en este lado del mundo, no hace olvidar las injusticias y atropellos cometidos. Bien, aprovecho este punto para puntualizar que estoy de acuerdo con J., casi siempre las luchas sociales tratan de ideales, pero focalizados o representados por una sola persona, siendo esta persona el avatar preciso para la postura a tomar; cuando este avatar es un genocida, un político corrupto, un personaje que constantemente fastidie el ámbito social nacional e internacional de un país, o que vulnere las garantías del pueblo (aplíquese las mismas características a lo individual como los pedófilos que vulneran a los infantes y la sensibilidad social), créanme, soy el primero que los pondría en la pared de los jitomatazos, pero, cuando este avatar es alguien que no decide serlo, que cometió una estupidez y, sobre todo, que no representa de modo voluntario a una institución que quiera participar activamente en la discusión de moda, creo que se puede obviar su estupidez.

Arce, de cierto modo, representa a Televisa y a sus manejos sociales conocidos, pero definitivamente no es el mayor representante de la empresa, ni siquiera es un personaje importante dentro de ella, en dado caso sería el chivo expiatorio que metió la pata donde no debía, ahora que si el problema es la institución “comunicadora” totalmente de acuerdo con todas las represalias que sus acciones les provoquen, pero no vertidas sobre un peón que, a decir verdad, ha sido bastante útil en su función de “es trabajo sucio y alguien debe hacerlo”.

Por último J., creo que la historia ha demostrado que cuando el fuego se combate con fuego sólo hay un incendio más grande, me gustaría pensar, aunque no se me ocurre nada, en una vía que fuera igual de efcaz que la violencia pero sin sus repercusiones indignantes.

Segundo punto, no, no, y definitivamente no, no debemos ser tolerantes con los pedófilos, con los genocidas, en fin, con ningún tipo de criminal, no conozco la respuesta a la pregunta implícita, pero no estoy de acuerdo en apedrear al que opina, aunque lo pensaría con el ladrón, creo que sí hay un gran paso entre la opinión y la acción, el gran lío es que hay mucha gente ignorante de mecha corta que sólo requiere la aprobación de un personaje (en este caso Arce) para cometer las más grandes atrocidades, y en este sentido claro que se vuelve un modificador del comportamiento social de un modo negativo, gran punto Don. (como ejemplo basta recordar la penosa actuación de la juventud mexicana frente al fenómeno social conocido como los emos, el constante fastidio a este grupo por los medios masivos se volvió un detonante de los agravios sufridos).

Y por supuesto ninguna validez tienen los comentarios de un Yahoo (véanse los Viajes de Gulliver parte cuarta) que no tiene la menor intención de razonar, argumentar o dialogar con nadie que opine diferente a él.

Mary, la palabra tolerancia según el DRAE significa “sufrir o llevar con paciencia, así como permitir algo que se tiene por ilícito sin aprobarlo expresamente”, es por eso que la palabra tolerancia no me gusta, ahora, ser tolerado en el siglo XVIII era lo mejor que le podía pasar al no católico, al indígena o al “extraño”, pero también creo que en 3 siglos debemos avanzar al siguiente paso, y coincidiendo contigo, creo que ese siguiente paso es el respeto.

Respecto a los comunicadores, pues ¿qué te digo? El ideal será que sólo pudiera hablar en público gente medianamente respetable, pero sabemos que gran parte de la comunidad que aparece en la televisión mexicana abierta no es exactamente por su talento o por sus méritos intelectuales. Creo que el peligro se vuelve aun mayor cuando radicalizas los puntos de vista (aprovecho para llevar agua a mi molino), es decir, Esteban Arce ya hizo comentarios homofóbicos y estúpidos, mandó un mensaje de intolerancia retrograda a su público, y si el público atacado le respondemos de igual forma el fenómeno se radicaliza y damos unos pasos más cerca al callejón de los madrazos, creo que al final ése es mi temor; la tragedia humana cuando se derrama sangre por cualquier motivo es insoportable, al menos desde mi punto de vista. ¿Ha sido necesaria? Sí ¿se han ganado batallas? También ¿Me gustaría que encontraramos otro modo? Definitivamente. Como decían los videos que les dejé “La humanidad se enfrenta... contra la misma humanidad”.

De nuevo gracias por su tiempo y seguimos por acá.

P.D: para los navegadores digitales ¿este tema ya pasó de moda?


Un link más para información al respecto

5 comentarios:

Kike dijo...

de los mejores posts Mau, coincido contigo, a fin de cuentas en alguien tiene que caber la prudencia, el caso más sentido por el mundo en los últimos años fue la guerra fría, aunque a muchos ya se les olvidó pero dos personas tenían en sus manos -sic- el botón para mandar este mundo a la mierda, nada más porque "sus intereses" estaban comprometidos.

A la distancia, los únicos que salen "victoriosos" son los que mueven los hilos detrás del telón, a ellos es a los que hay que señalar y como bien dices, no dejarse llevar por los peones.

Saludos.

Miguel Garcia dijo...

Y bueno, me veré medio "teoría de la conspiración", pero estamos de acuerdo en que cuando contrataron a Arce, no le dieron un documento con lo que podía o no decir? Qué tal si simplemente le dijeron "Necesitamos que Televisa se vea como represora de los antihomofóbicos, te avientas el pato?". Al final, la televisora, si le resta privilegios o lo reprende, queda bien ante el público. Y Arce queda mal y es chivo expiatorio público. Porque el mexicano necesita echarle la culpa a alguien, tiene que tener un depravado mayor, un inepto mayor, una mujerzuela mayor...sin ver a su alrededor.

Pesadilla dijo...

Kike: pues muchas gracias mr bytes, un honor que depsués de tanto aun no te aburra. El ejemplo de la guerra fría es terrible, los dos tenían ganas de apretar el botón y por suerte ninguno lo hizo, creo que es el gran ejemplo de tu gran frase "en alguien debe caber la prudencia".

MG: Me gustan las teorías de la conspiración, y la verdad es que no suena tan disparatado que alguien le haya dado el libreto a Arce para que se fuera al paredòn, ps una buena bonificación todo lo compensa

Это неважно dijo...

Pues hasta ahorita tengo chance de leer su entrada

jajajaja ¿Qué diablos significa "J"? jajajajaja


Me llama la atención está frase:
"Cuando este avatar es alguien que no decide serlo, que cometió una estupidez y, sobre todo, que no representa de modo voluntario a una institución que quiera participar activamente en la discusión de moda, creo que se puede obviar su estupidez."

Comprendo el punto. Las preguntas sin embargo siguen a pie:

1. Me avisa cuando se le ocurra otro método que no sea la violencia, sobre todo enmarcado en el contexto de represión institucional contemporánea. Quizás no la hay: quizás hay que ver lo que hay y no buscarle tres pies al gato.

2.Comprendo el punto pero me parece una ética mal dirigida. Existiendo miles de personas por quien sacar la cabeza y protegerlas ¿Por qué gastar tiempo en este individuo?

3. La historia de México es la de obviar la estúpidez.

Diga uste´: ¿Ha dónde nos ha llevado?

Recuerde, no se trata de andar cortando cabezas con violencia indiscriminada, sino que dios vomitaba a los tibios.

Pesadilla dijo...

Pos J. significa Janik no??? jaja.


1. Yo no dije que la hubiera, de hecho concuerdo contigo en que no la hay, lo que sostengo firmemente es que hay que buscarla. Si dejaramos de buscarle tres pies al gato nos estancaríamos en cualquier campo que quisieramos desarrollar, creo que buscar nuevas vías de solución a los conflictos es el primer paso para resolverlos.


2.Creo que ahí sí me entendió mal, no estoy defendiendo al vulgar señor, ni sacando la cabeza por él. Si la discusión fuera si le vas al PRD al PAN o a ninguno mi argumento sería el mismo, la violencia de uno no justifica la del otro, son igual de dañinas, corrosivas y cuando se radicalizan parece más un acto de venganza que un intento de diálogo... y sería lo mismo si discutimos si te gustan más las frutas o las verduras.

3. No creo, la verdad es que pienso que, al contrario de lo que se dice en todos lados, el pueblo mexicano no es estúpido, no ha obviado jamás la estupidez, si han escuchado las conversaciones callejeras siempre giran en torno a la política, los gobernantes y los asuntos concernientes a la ciudadanía, creo que el error del pueblo mexicano es que es altamente manipulable y bastante apático. Y bueno, ya sabemos eso hacia donde nos ha llevado.


Dios vomitaba a todos los que no estuvieran de acuerdo con él, y el diablo también, pero siempre hay otro camino.