Porque ya no se puede soñar

La noche eterniza el momento en que recuerdas, incuba rostros y figuras que, al amanecer, quebrarán la realidad que te rodea.

La cotidianeidad nos corrompe y el único modo de salir de ella es trabajar por recordar; nunca olvidar el pasado para pisar firme en el presente, concientizar que estamos en un sitio prestado y que respiramos aire contaminado, ajeno, construir el futuro basados en el segundo que se aproxima, amenazante.

Tarea ardua abrazar al desencanto, volverlo parte de tu vida y, cuando haya perdido su utilidad, desecharlo, borrar con un paño las huellas digitales que se hallan plasmadas en la piel, en la tinta, en el papel que, nunca olvidarán un rostro sonriente, firme, pleno.

martes, 3 de noviembre de 2009

Películas de terror

No sé en que momento pasó, pero un mal día los relatos de Poe y de Lovecraft dejaron de dar miedo, más tarde Ambros Bierce y William Blaty fueron olvidados, después Stephen King se volvió obsoleto, y ahora ya no hay cuentos de terror.

Fuí a ver Rec 2, me gustó mucho, hay algunos giros en la trama bastante exagerados, peor me parece que refrescan el género, el modo de contar las historias es totalmente genial (sí, un poco copiado de algunos videojuegos para el ps pero aún así bien hecho). Si no eres fan de las movies de terror, si la uno no te fascino, o si esperas no poder dormir pensando en cuanto te cuesta apagar la luz, no la veas; si quieres disfrutar de una película bien armada, una aceptable secuela, y unas herramientas narrativas muy interesantes, corre al cine.

Pero mi discusión es ¿qué pasa con el terror que ya no espanta a nadie? Bueno, ni niños de 13 años se amedrentan con los fantasmas/zombies/vampiros/etc de ningún lado, quizá es hora de renovar el género, de adaptarlo a la ideología neoliberal/global de nuestra sociedad contemporánea y empezar, ahora sí, a llenar los estantes de las librerías y las butacas de cine, con gente que nos encanta disfrutar de un buen susto (ficticio) para poder pasar bien el fin de semana.

¿A alguien se le ocurre quién o cómo se renovrá el género? ¿Alguna recomendación de lectura insana y llena de sustos? Parece que esta pelicula es buena opción

2 comentarios:

Karina dijo...

No es el género. Es la posmodernidad. Estamos tan expuestos a todo,tan conectados a internet y rodeados de descabezados, que ya nada nos asusta, ni nos importa, ni nos conmueve.

Pero Stephen King siempre estuvo superado, eh...

Laurita dijo...

No se me ocurre nada que se lea y que de miedo. Tengo de abndonar las novelitas románticas, me matan la cabeza.
jajaja